genetica padres e hijos

Cuando queremos tener un hijo siempre nos asaltan las mismas preguntas; ¿qué color de ojos tendrá? ¿y el cabello? ¿será tan alto como el padre?

El caso es que la genética entre padres e hijos es fundamental para hallar una relación directa entre ellos. No obstante, no es la única como afirman varios genetistas (por ejemplo, Noelia Cabral). La exposición ambiental, climática, estimulación intelectual y la exposición a situaciones violentas, entre otros.

Los rasgos físicos y la genética

La creencia popular no está del todo errada, pero lo cierto es que los rasgos físicos no dependen de un único gen. Como sabemos, una persona en su información genética tendrá para cada gen tendrá dos variantes; la del padre y la de la madre. Una de esas vertientes se podrá ver en el físico y la otra quedará oculta en el gen.

Por lo tanto, para determinar el físico del hijo, deberemos tener en cuenta las vertientes que hay en cada gen así como la exposición ambiental de la que hablábamos antes. Con ello, es el azar quien tiene la última palabra.

Las enfermedades y la genética

La mayoría de las enfermedades no son  puramente genéticas pero sí que influyen en gran medida a la hora de desarrollar ciertas afecciones o fortalezas.

No obstante, muchas enfermedades que sí se consideran genéticas pueden no desarrollarse en el hijo por las condiciones ambientales a las que se ha sometido.

Tanto es así que cuando una mujer se queda embarazada, los doctores a día de hoy pueden realizar ciertas pruebas antes del nacimiento para hallar posibles enfermedades genéticas que tendrá el niño una vez nazca. Sería un ejemplo el Síndrome de Down o el gen “defectuoso“, el cual puede dar a lugar el cáncer de mama, como en el caso de Angelina Jolie.

La forma de ser y la genética

En este caso, sucede como en el físico. Puede haber una predisposición a ser más activo, deportista, inteligente o habilidoso, pero para que se convierta en realidad, sería necesario que se potencien.

La genética al fin y al cabo define, de forma muy breve, cómo será el niño. Pero lo que acaba determinando su carácter es el estilo de vida que lleve hasta en su etapa adulta.